125-001

Bernard Faucon, Siesta después de un festín de melones, 1979,
de la colección Colección Manuel Álvarez Bravo

Faucon pasa semanas maquillando y vistiendo maniqu­íes de acuerdo al proyecto que realiza. Para él, el encuadre está  determinado por el escenario que construye. Ha dicho que a veces le toma hasta dos d­as completos decidir cómo hacer la toma ya que el escenario debe actuar como fondo.