Humberto Rivas

Rivas se inicia primeramente en el arte con la pintura y el dibujo. En 1957 compra una cámara Rolleiflex 6×6 con la que fotografía Buenos Aires. Comenta que después de haber visto el trabajo de Ingmar Bergman decide convertirse en fotógrafo. Entre 1962 y 1968 tiene numerosas exposiciones en Buenos Aires, en las que presentan simultáneamente su trabajo pictórico y fotográfico. En 1971 abre su propio estudio de publicidad, hasta 1975 cuando viaja a Barcelona con la intención de establecerse allí. Trabaja para el Centro de Investigaciones Artísticas Xavier Corberó y posteriormente abre otro estudio.