CaminoRealTierraAdentro_fotografica

CAMINO REAL DE TIERRA ADENTRO

Mucho antes de que los europeos llegara a América, los indígenas ya tenían establecida una ruta de comercio en algunas zonas como la que llegó a convertirse en el Camino Real. Sal, cueros, minerales para producir pigmentos y turquesas eran llevadas a pie hacia el sur. Plumas, guacamayas, cascabeles de cobre y conchas viajaban al norte. Cautivos de todas las edades y de diversas tribus eran retenidos para cambiar por rescate.

El Camino Real comenzó como un sendero de frágiles huellas hace cuatro siglos. Los exploradores españoles consolidaron esta ruta hacia el norte en sus expediciones para extender los dominios y las riquezas del Rey de España. Miles de migrantes, mineros, misioneros y mercaderes han recorrido este mismo camino a lo largo del tiempo.

Después de más de cuatro siglos, el Camino Real de tierra adentro es una de las rutas en uso continuo más antiguas de Norteamérica. Su gran historia es lo que induce al artista Eniac Martínez a recorrerlo a través de fotografías, que dan como resultado esta obra, logrando captar lo intangible: el transcurrir del tiempo, la superposición de épocas, el rostro perenne de las personas y todo aquello que permanece vivo, oculto.

Eniac Martínez se internó, convivió con la gente y confrontó aspectos olvidados para desarrollar un ambicioso proyecto fotográfico iniciado desde el año 2000 y culminado seis años después. En Camino Real de Tierra Adentro, libro auspiciado por los institutos Nacional de Antropología e Historia, el Cultural de Aguascalientes y la Fundación Televisa, el autor presenta una selección de exquisitas imágenes panorámicas, complementadas con un texto especializado en el cual tres investigadores narran la historia del antiguo camino, sumado a la publicación de abundantes viñetas que nos remontan a siglos pasados

Eniac Martínez. Camino real de tierra adentro, México, INAH / Grupo Desea SA, 2006.