136-002

Jaques-Henri Lartigue, Bretaña, 1971,
de la colección Colección Manuel Álvarez Bravo

Jaques-Henri Lartigue

Fotógrafo autodidacta nacido en Courbevoie, Francia en 1894. Hijo de una familia acomodada, Lartigue recibe como regalo de su séptimo cumpleaños una cámara, con la que comienza a fotografiar juguetes, paseos y elementos de su entorno familiar. Estudia pintura en la Académie Julian en París, actividad que consideraría como su única profesión. Como fotógrafo es reconocido hasta la década de los sesenta.

Para Lartigue el objetivo de su fotografía era captar los momentos cotidianos y felices de la vida. Incluso acompañaba sus imágenes de alguna anotación o dibujo que le permitiera reconstruir más cabalmente ese momento en su memoria. Los álbumes formados por este fotógrafo son el testimonio del mundo cotidiano visto por él: carreras de caballos y autos, espectáculos a los que asistía, vuelos de papalotes y biplanos. En sus fotografías se descubre una gran curiosidad por la cotidianidad del mundo, no le interesa ni la creatividad de la toma, ni los presupuestos intelectuales. Muere en Niza en 1986.

Trabajo