145_003_000_fotografica

Albert Renger-Patzsch, Postes telegráficos, 1928,
de la colección Colección Manuel Álvarez Bravo

Albert Renger-Patzsch

Fotógrafo alemán nacido en Wurzburg en 1897. Renger-Patzsch se inicia en la fotografía desde pequeño por influencia de su padre. Obtiene su primer trabajo como jefe del departamento fotográfico del archivo de Folkwang en Hagen, el cual desempeña de 1921 a 1924. Además, encabeza el departamento de Propaganda Visual de la Oficina Central de Asuntos Internos en Berlín. En 1928, Renger-Patzsch publica Die Welt Ist Schön (The world is beautiful), libro que marca una nueva propuesta fotográfica que busca distanciarse del pictorialismo: Die Neue Sachlichkeit (Nueva Objetividad), que reúne las distintas propuestas de fotógrafos como Karl Blossfeldt, Helmar Lerski y László Moholy-Nagy y August Sander.

Para Renger-Patzsch la única vía para liberarse de la tendencia pictorialista en la fotografía era precisamente que ésta dejara atrás los lineamientos marcados por otros medios artísticos, como la pintura. Esta independencia se logró parcialmente a partir de su asociación con la fotografía comercial y la publicidad, una práctica hasta entonces juzgada indigna por los artistas que se consideraban serios. En cambio, la Nueva Objetividad se valió de la práctica comercial precisamente para refutar aquellas ideas que legitimaban a la fotografía como arte por su desinterés utilitario, posición que hasta la década de los veinte predominaba tanto en Europa como en Estados Unidos. En el año en que publica su libro, Renger-Patzsch exhibe cerca de 100 fotografías -la exposición comparte nombre con el texto- que hablan de la versatilidad del fotógrafo para retratar plantas, animales, arquitectura antigua y moderna, paisajes, lo mismo que estructuras industriales y productos comerciales. El interés artístico de la fotografía radicaba, no en la elección del objeto mismo, sino en la composición de sus formas y los ángulos elegidos.

La labor realizada por Renger-Patzsch a lo largo de su vida en pro de la autonomía de la fotografía, así como su innovación compositiva le hicieron merecedor de varios premios, entre los cuales destacan: David Octavius Hill, Deutsche Gesellschaft für Photographie, Photographische Gesellschaft de Viena y el premio nacional de North Rhein-Westfalia. En 1964 Renger-Patzsch se incorpora como miembro de Gesellschaft Deutscher Lichtbildner. Muere en 1966.

Trabajo