awc_015

LA CALLE: FOTOGRAFÍAS DE MÉXICO

Alguien cuyo nombre es “nadie” es la presencia escurridiza que deambula, se extravía, se desdobla y se reencuentra en el poema La Calle de Octavio Paz, situado en un paraje silencioso y desolado, colindante con los territorios del sueño, donde las esquinas siempre conducen al mismo sitio. De esa extraordinaria pieza literaria ha tomado el fotógrafo Alex Webb (San Francisco, California, 1952) el título para su compendio de acercamientos y aproximaciones a las realidades mexicanas, con las que ha tenido trato intermitente a lo largo de más de tres décadas. Hay que decir, sin embargo, que la Calle que se asoma y se expresa en las imágenes de Webb, a diferencia de la de Paz, es presa gozosa y doliente del mundanal ruido, de la presencia híbrida y efímera de los fragmentos constitutivos de una cotidianidad en constante construcción y disolución, donde “nadie” también vale como sinónimo de lo precario, lo inestable y lo multitudinario.

Primero en blanco y negro (1975-1978) y luego en color (1978-2007), Webb documentó la condición multicultural, sincrética, vital, sobrecargada y a ratos desquiciada de una nación que en ese periodo conoció toda clase de crisis políticas y económicas, y dio asimismo amplio testimonio de sus capacidades de resistencia y sobrevivencia, a pesar del acoso de toda clase de amenazas y tragedias, las más recientes de ellas a cuenta del encarnizamiento de la violencia suscitado por la expansión del crimen organizado y su errático combate por parte de las autoridades gubernamentales.

Pero no sólo son los detalles de una convivencia social caracterizada por la carencia, el exceso o la mixtura los que se hacen visibles en las imágenes mexicanas de Webb, cuya mirada es notablemente sensible a las tensiones entre el orden y el caos, y a la entropía de las apariencias y las representaciones. En la simultaneidad de espacios y tiempos que devela el registro fotográfico, Webb pone de manifiesto la sutileza de sus artes deconstructivas y compositivas. La realidad no se ha capturado para ser sometida a descripciones simplificadoras, sino para atisbar la complejidad de los vectores, relieves y montajes que la mantienen en permanente fuga.

Alfonso Morales
Curador

 

Te puede interesar